Cartuchos de tinta y toners baratos

|

Envío y Devolución GRATIS* a partir de $1,000 (envío estándar $99)

Cómo cuidar y mantener una impresora

¿Cómo puedo mantener mi impresora en perfecto estado? ¿Es necesario hacer una limpieza periódica de mi dispositivo? Por desgracia, como dice el refrán, tan sólo nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena y tendemos a olvidarnos de que la impresora necesita papel o cartuchos de tóner o tambor.

Para evitar que nuestro dispositivo envejezca a más velocidad, es necesario llevar un control de limpieza y ajustes que cualquiera puede hacer desde su casa. En este artículo os citaremos algunos consejos para prolongar la vida de tu impresora y mantenerla en buen estado.

En el mercado hay varios tipos de impresoras por lo que tenemos que tener en cuenta que en ningún caso se limpiarán igual y que cada proveedor (HP, Canon, Brother, Oki, etc.) tendrá su librillo. No obstante, ya tengas una impresora láser o una impresora de tinta, ambas necesitarán un mantenimiento adecuado.

Cómo mantener una impresora láser en perfecto estado

En el caso de la impresora láser es necesario realizar una limpieza periódica del interior de la misma ya que el polvo de tóner llega a meterse por todos los rincones y rendijas del dispositivo. Puede incluso llegar a los rodillos de paso de papel y aparecer manchas de tóner en nuestras impresiones. Para poder hacerla es necesario:

  1. Desenchufar la impresora.
  2. Retirar las bandejas de papel
  3. Abrir por la parte del tóner y retíralo. Si es necesario haz lo mismo con el tambor.
  4. Colocar el tóner encima de un papel y límpialo con cuidado para evitar que se derrame.
  5. Para limpiar los rodillos y el interior lo puedes hacer con un trapo humedecido ligeramente con alcohol.
  6. Colocar todo en su sitio de forma muy cuidadosa.

Cómo mantener una impresora de inyección de tinta en perfecto estado

Si en nuestra oficina o casa tenemos una impresora de tinta ocurre lo mismo que en la láser. En ocasiones la limpieza de los cabezales puede que no sea suficiente y haya que abrirla para limpiarla a mano. Si llega a ser éste el caso debemos tener mucho cuidado con los cartuchos ya que pueden ser ellos los que estén obstruidos. Para cuidar este tipo de dispositivo se recomienda:

  • Imprimir al menos una vez por semana tanto de tinta negra como de color ya que ésta tiende a secarse. Y es que sale mejor hacer esto que tener que cambiar el cartucho o desatascar los cabezales.
  • Para unos cabezales limpios en necesario sacar los cartuchos y adecentar los cabezales con un trapo un poco humedecido en agua. Después déjalos secar antes de volver a usar la impresora.
  • Si se produce un atasco, es mejor que saques el papel suavemente y sin tirones ya que corres el riesgo de partir alguna pieza.
  • Si no vas a usar la impresora se recomienda que la apagues ya que de este modo ahorras electricidad y evitas posibles fallos eléctricos.

Con estos consejos, siendo constante y teniendo mucho cuidado, podrás alargarle la vida a tu impresora. Es muy importante mantener adecuadamente estos dispositivos para que estén en perfecto estado y no nos den un susto cuando menos lo esperemos.

Nuestros consejos para cuidar una impresora

A continuación, te vamos a dejar una serie de consejos que debes seguir para cuidar una impresora, independientemente del tipo que esta sea.

  • Utilizarla al menos 1 vez al mes. Si no sueles realizar muchas impresiones, desde Webcartucho te recomendamos que, al menos, realices una impresión mensual. De esta forma evitarás que la tinta de los cartuchos se seque y demás problemas por no usarla.
  • Limpiarla con frecuencia. No es necesario que limpies semanalmente tu impresora, pero si cada dos meses y más aún si se trata de una impresora que utiliza tóner. 
  • Tapar la impresora si no se va a utilizar. Si no sueles utilizar con mucha frecuencia tu impresora, es recomendable cubrirla con alguna funda, plástico o trapo para evitar que el polvo penetre en ella y le cause algún problema.
  • Utilizar consumibles de calidad. Es muy importante utilizar consumibles fiables y de calidad en tu impresora, ya sean originales o compatibles. Utilizar productos que no cuentan con las suficientes garantías supone un gran riesgo para el equipo.
  • Busca una buena ubicación. El lugar en el que se sitúa una impresora es fundamental para su correcto cuidado. Como norma general, se aconseja mantenerla alejada de calefactores, radiadores, estufas y cualquier otra fuente de calor. También debes evitar obstruir los ventiladores y deberás colocarla en un lugar en el que la impresora pueda "respirar".

Últimos artículos / ¡Presta atención, hombre!