Cartuchos de tinta y toners baratos

|

Envío y Devolución GRATIS* a partir de $1,000 (envío estándar $99)

¿Cómo realizar un buen mantenimiento de mi impresora?

¿Cómo puedo realizar un buen mantenimiento de mi impresora?

¿Sabes cómo mantener limpia tu impresora? Las impresoras, como cualquier equipo tecnológico, deben tener un mantenimiento continuo para evitar que se estropeen con el tiempo. Para alargar la vida de nuestros dispositivos debemos conocer qué hábitos podemos modificar para no tener que cambiarlos con el tiempo. Y es que su duración depende del cuidado que le demos y de su uso.

Consejos para mantener en correcto estado tu impresora

Las impresoras que utilizamos en casa suelen estar sin imprimir durante largos periodos y esto puede causar problemas el día que realmente queramos volver a ponerlas en funcionamiento. Por todo ello, en este artículo queremos daros una serie de consejos para tener tu equipo en condiciones óptimas:

  • Una de las cosas que pueden hacer fallar a nuestra impresora es el polvo. También, dependiendo de cuál sea tu lugar de trabajo, los residuos que se generan pueden obstruir los mecanismos del equipo. Por ello, se recomienda apartar la impresora de este tipo de lugares y cubrirla con un protector cuando no la estemos utilizando.
  • Es aconsejable imprimir de vez en cuando, aunque solo sea por mero mantenimiento. Si dejas tu impresora mucho tiempo parada, corres el riesgo de que la tinta y los cabezales se sequen. Esto supondrá una inversión de dinero para cambiarlos y es posible que tu aparato se bloquee. Por ello, imprime alguna hoja de vez en cuando.
  • Algo que no beneficia en absoluto a tu dispositivo son los lugares y entornos muy calurosos; es decir, un calefactor al lado de tu impresora. Si consigues mantenerla en un lugar fresco conseguirás que la tinta y los cabezales estén en correcto estado; de lo contrario, se puede correr el riesgo de acelerar su secado.
  • Si eres de los que te gusta investigar el interior de tu equipo, más vale que te olvides de ello ya que no es nada aconsejable tocar las partes internas de la impresora. Te recomendamos que las limpiezas internas sean realizadas por profesionales.
  • Como última recomendación queremos hablarte del papel. ¿Has pensado por qué a veces se atasca en la impresora? Muchas veces las hojas tienden a juntarse en exceso y no separarse dentro de la bandeja. Para evitar esto es conveniente separarlas un poco manualmente antes de imprimir. De esta manera, conseguiremos que no se nos atasque.

Estos consejos son válidos para todas las impresoras, pero en función del tipo que sean, requerirán un mayor o menor mantenimiento. Por tanto, te recomendamos que sigas unas pautas extra que se adecúen a tu tipo de impresora.

Cómo realizar el mantenimiento de una impresora de inyección de tinta

Lo más recomendable si tienes una impresora de inyección de tinta es que la utilices, como mínimo, una vez al mes para evitar que los cartuchos de tinta se sequen y que los cabezales se obstruyan. También es importante tener los cabezales de impresión limpios siguiendo las instrucciones que proporciona el fabricante, ya sea con una limpieza manual o con la autolimpieza que realiza la propia impresora. Además, te recomendamos que, cada vez que sustituyas un cartucho de tinta, realices los alineados que te solicita la impresora. Si sigues nuestros consejos, conseguirás mantener tu equipo en perfecto estado durante mucho más tiempo.

Cómo realizar el mantenimiento de una impresora láser

Las impresoras láser no requieren tanto mantenimiento como otros tipos de impresoras. Si tienes una impresora láser, lo más idóneo es que realices una limpieza completa una vez al mes si no quieres que tus impresiones pierdan calidad. Para ello, te recomendamos que revises las indicaciones que proporciona el propio fabricante, de esta forma te asegurarás de hacerlo de la forma correcta. O, si lo prefieres, puedes seguir los pasos que te indicamos a continuación:

  1. Desenchufa la impresora.
  2. Retira las bandejas de papel.
  3. Abre por la parte del tóner y retíralo. Si es necesario, haz lo mismo con el tambor.
  4. Coloca el tóner encima de un papel y límpialo con cuidado para evitar que se derrame.
  5. Para limpiar los rodillos y el interior de la impresora lo puedes hacer con un trapo humedecido ligeramente con alcohol.
  6. Coloca todo en su posición original de forma muy cuidadosa.

Además, también es importante protegerla del polvo u otras partículas que pueda haber para evitar cualquier posible deterioro del dispositivo. Recuerda limpiar con frecuencia la abertura del tóner con un trapo seco y limpio.

Si sigues estos consejos y recomendaciones que te damos, tanto en tus impresoras de inyección de tinta como en las de láser, conseguirás tener un mantenimiento óptimo y alargar la vida de tus equipos.

Además, puedes completar tu información con las siguientes guías:

Últimos artículos / ¡Presta atención, hombre!