Cartuchos de tinta y toners baratos

|

Envío y Devolución GRATIS* a partir de $1,000 (envío estándar $99)

Mi impresora no imprime: ¿qué debo hacer?

Por qué mi impresora ha dejado de imprimir

Seguro que alguna vez te ha tocado enfrentarte a una impresora que no imprime, aun sabiendo que tiene tinta de sobra para ello. Pues no te preocupes, porque a continuación te vamos a dar unos cuantos consejos para que averigües cual es el origen del problema y lo puedas solucionar.

¿Por qué mi impresora no imprime? Los principales motivos

Son muchos los motivos por los que una impresora puede dejar de imprimir. ¿No está bien conectada?, ¿la tinta se ha agotado?, ¿se ha estropeado la impresora? No te preocupes, en Webcartucho te contamos cuáles son los motivos más comunes entre nuestros usuarios para que puedas identificar lo que le ocurre a tu dispositivo.

La tinta se ha agotado

Este suele el principal motivo por el que tu impresora ha dejado de imprimir. La gran mayoría de las impresoras actuales muestran un aviso cuando llega el momento de reemplazar los consumibles, por lo que ahora, este problema tiene fácil solución. Cuando el software del dispositivo detecte que la tinta se ha agotado o que ya has llegado al número máximo de impresiones, la impresora dejará de imprimir automáticamente. ¿Te sale este aviso? Simplemente cambia los cartuchos de tinta y listo. Asegúrate de que quedan bien encajados, en su ranura correspondiente y que has cerrado la puerta que da acceso a ellos. 

Los cabezales están obstruidos

En el caso de que tu impresora sea de inyección de tinta, los fallos más comunes que suelen aparecer son debidos a problemas con los cabezales. Lo más habitual es que se encuentren obstruidos por los restos de tinta seca si la impresora lleva bastante tiempo sin ser utilizada. Si esta es la causa del problema, lo que tendrías que hacer es realizar una limpieza de cabezales utilizando el propio software de la impresora. Si consideras que es necesario realizar una segunda limpieza de cabezales, te recomendamos que esperes un mínimo de 10 minutos entre una y otra. Si después de este proceso compruebas que es solo un cartucho el que está fallando, lo mejor es cambiarlo y poner uno nuevo ya que podría estar defectuoso. ¿Nuestro consejo? Es muy recomendable no tener la impresora parada durante mucho tiempo para que los cabezales no se obstruyan. Aunque sea una vez a la semana, se debería imprimir un documento con poco contenido para prevenir futuros problemas con los cabezales de impresión.

Hay documentos en la cola de impresión

Puede darse el caso de que no haya ningún problema y el fallo se encuentre en la cola de impresión. Si esta está llena o tiene otros documentos en cola, es posible que la impresora no imprima el documento que le has mandado y lo cargue a la cola de impresión. Si no se pone solución a la cola de impresión, la impresora no imprimirá e ira acumulando cada vez más documentos. Para ello, acude a "Inicio", "Configuración", "Dispositivos", "Impresoras y escáneres" y "Abrir cola". Selecciona la opción que deseas y listo. 

Problema con los cartuchos

En ocasiones el problema es realmente simple. ¿Has retirado la cinta protectora de los cartuchos?, ¿te has asegurado de comprar los correspondientes con tu modelo de impresora?, ¿los has encajado en su ranura? Asegúrate de adquirir el modelo de cartuchos que se corresponde con tu impresora, retira la cinta de plástico que protege el chip e introdúcelos en la ranura adecuada. 

Fallo de la propia impresora

La gran mayoría de las impresoras cuentan con una pantalla integrada en la que se muestran los mensajes de error cuando son detectados, por lo que es importante tenerlos en cuenta. Es frecuente que la maquina detecte fallos tan simples como, por ejemplo, que la bandeja de papel está vacía. Por lo general, los fallos de las impresoras suelen ser bastante evidentes de manera que, si el error no se manifiesta de manera clara, el fallo puede venir del propio cartucho.

Ten en cuenta que también puede darse el caso de que la impresora se encuentre estropeada. Si observas que hace ruidos extraños, no responde a ninguna orden o cualquier otra situación, no dudes en contactar con el servicio técnico. Es posible que tu impresora se haya estropeado y necesite la intervención por parte de un profesional. 

Consejos si tu impresora no imprime

Estamos seguros de que, con toda la información anterior, conseguirás encontrar la causa por la que tu impresora ha dejado de imprimir y ponerle solución. Aun así, a continuación, te dejamos una serie de consejos para que los pongas en práctica.

  • Recuerda comprobar si la pegatina que protege la parte sensible del cartucho ha sido retirada correctamente antes de instalar el consumible en la impresora. Muchos usuarios se suelen olvidar de algo tan simple como esto. 
  • Un fallo muy habitual que causa problemas a la hora de imprimir viene provocado por los cabezales de impresión al obstruirse con la propia tinta del cartucho. Para solucionar este problema lo ideal es realizar progresivas limpiezas de cabezales con el software de la impresora.
  • Algunos modelos de consumibles cuentan con un “respiradero”. Puede suceder que este se encuentre obstruido o sucio, con restos de tinta seca provocando un fallo en el proceso de impresión.
  • Si estás utilizando cartuchos compatibles puede suceder que, tras una actualización del firmware de la impresora, el chip deje de funcionar. En este caso, no tendrás más remedio que cambiar el cartucho. Nuestra recomendación es que no actualices el firmware de tu impresora.
  • Realiza un mantenimiento regular de tu impresora. En muchas ocasiones, el problema viene porque la impresora está sucia. Esto es algo que cobra especial importancia en el caso de las impresoras láser. Asegúrate de limpiar el tambor, eliminar el polvo que se haya acumulado dentro del equipo y cualquier otra suciedad que pueda entorpecer la acción de imprimir. 

Últimos artículos / ¡Presta atención, hombre!